ABRIENDO BRECHA
Andrés Rodríguez Cabrera
Lástima…pudo más el interés
Miércoles, 01 de Febrero de 2017
Por Andrés Rodríguez Cabrera
El primero de enero de 2014, los 14 ediles tomaron posesión en el Ayuntamiento (2014-2017) de Minatitlán que presidía José Luis Sáenz Soto, los minatitlecos confiaron que ellos serían capaces de lograr mejores beneficios para la comunidad porque 12 son profesionistas, pero algunos resultaron igual o peor que los síndicos y regidores que estuvieron en las administraciones de Guadalupe J. Porras David y Leopoldo Torres García.

Durante el 2014 todo fue “miel sobre hojuelas” entre el síndico único, los 12 regidores y el alcalde José Luis Sáenz. Al renunciar Sáenz Soto por buscar la candidatura a la diputación federal, el 24 de enero de 2015 rindió protesta como presidente municipal Héctor Damián Cheng Barragán, con quien los 13 ediles tuvieron un trato cordial hasta noviembre de 2016; votando a favor todas las iniciativas que el ejecutivo municipal presentaba en las sesiones de Cabildo, y aprobando con su firma los estados financieros de cada mes.

Incluso, a mediados de julio del año pasado, el Cabildo en pleno votó a favor (mediante los puntos de acuerdo 156/2014 y 67/2016) para que se formara la denominada “Comisión Especial para Atender los Asuntos Legales del Honorable Ayuntamiento”, integrada por los ediles: Martín Gracia Vázquez, síndico único; Víctor Mijangos Ríos, regidor sexto; Juana Isabel Morales Aguirre, regidor séptimo; Luis Prudencio Almanza Estrada, regidor décimo; Raúl García Sánchez, regidor undécimo y Orus Tiburcio León, regidor duodécimo; la cual se encargaría de interponer la denuncia penal contra la exalcaldesa Guadalupe Porras por la probable comisión de hechos posiblemente constitutivos de delito y en agravio del patrimonio del Ayuntamiento de Minatitlán, y contra quienes resulten responsables por el delito de incumplimiento de un deber legal.

Denuncia penal que al final de cuentas presentó el síndico Martín Gracia –en su calidad de apoderado legal del Ayuntamiento- en la Carpeta de Investigación 055E/2015, atendiendo la Carpeta de Investigación Número 55/2013; con motivo de la denuncia interpuesta por Oscar Ocampo Acosta, Director General de Asuntos Jurídicos y representante legal del Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) del Estado de Veracruz

La citada comisión de ediles, también se encargaría de denunciar y darle seguimiento al Contrato de Obra Pública número “C0-PUENTE/CAPOACÁN/-001/10”, relativo a la construcción del Puente Capoacán con una longitud de 600 metros lineales en el municipio de Minatitlán, documento girado por la Fiscalía General del Estado con el Oficio Número FGE/FIM/F4/1325/2016, y demás delitos que le resulten por los casos de la empresa Metales y Chatarras Jadrige, S. A. de C. V., propiedad del reciente excandidato por la coalición PAN-PRD a la diputación local en el 28 distrito electoral, Javier Soberano Torres “El Chatarrero”; así como por delitos que pudieran resultar por las supuestas ilegalidades que cometieron contra Pemex y las empresas Comunicaciones Cibernéticas, Construlin, entre otras.

Era tanto el reconocimiento y apego que Juana Isabel Morales “La Potra” le tenía a la actual administración de Héctor Damián Cheng, y el repudio que demostraba contra el síndico Martín Gracia por su aparente desatención de la denuncia, que declaraba ante cualquier medio a su alcance que él había recibido 5 millones de pesos de Guadalupe Porras para que no la denunciara penalmente.

El 18 de julio del año pasado, entre otras cosas, Morales Aguirre declaró al que esto escribe “…la empresa Cibernética, a la cual Guadalupe Porras no le respetó el convenio que contrajo con el exalcalde Raúl Morales Cadena para , (el Ayuntamiento) está a punto de deberle mil millones de pesos, que todo mundo dice ¿Dónde estuvieron sus apoderados legales? ¿Dónde estuvieron sus jurídicos en el 2008, 2009 y el 2010? ¿Dónde estuvo el exsíndico Nicolás Ruiz Roset y el jurídico en el 2011, 2012 y 2013, dormidos acaso?”

También expresó “(los denunciados) van a resultar responsables porque es un acto de omisión y la ley también lo castiga, es un acto de tolerancia que también la ley lo castiga, es un acto que realmente vemos aquí. Solo váyanse a Coatzacoalcos en el reclusorio, en el Cereso está un exregidor por el delito de omisión de un deber legal y no alcanza fianza; son delitos continuados porque hoy estamos pagando, son delitos continuados porque hoy estamos valorando y estamos viendo que hay cosas que realmente laceran y lastiman“.

En aquel entonces, Juana Isabel Morales también declaró “se está hablando: de todas las carpetas que se quedaron pendientes de juicios laborales; de las cuestiones civiles; de una demanda que hay de un terreno en la colonia Rosalinda, donde iba a ser una calle; de algunos juegos que están abandonados, y que ya se le dio orden al síndico (Martín Gracia) por Cabildo, que es la máxima autoridad constituida, que fuera a buscarlos porque están en la casa de una persona particular, con nombre, domicilio y apellido”.

También sentenció “vamos a empezar las acciones bien fuertes, vamos a empezar a trabajar realmente muy fuerte, de frente, sin miedo. Todavía aquí hay gente que se le da obra como si hubieran hecho una gran regalía, como si tuvieran una gran personalidad de honradez, cuando estamos viendo que están bañados de caca, cuando estamos viendo que están bañados de estiércol, cuando estamos viendo que son gente insensible que nada más vino a robar, a llenarse las bolsas, a caminar e irse llenos de billetes. Los nombres de los indiciados los conocerá a su debido tiempo la ciudadanía minatitleca, (porque) hemos estado totalmente en una situación de desacato, porque nos paga el pueblo y el pueblo es nuestro jefe, al pueblo no se le puede ni se le debe engañar”.

Juana Isabel Morales aseguró que todo lo antes expuesto lo denunciarían ante la Fiscalía Especializada Contra Funcionarios Públicos que han cometido delitos, “y estos van a prosperar porque, independientemente de todo esto, existe la verdad”, abundó.

Al haber obtenido la regiduría séptima por el PRD con su candidato a presidente municipal, Gustavo Pérez Montes, Morales Aguirre después le apostaba al triunfo del excandidato a gobernador Héctor Yunes Landa con la intención de lograr una regiduría en Minatitlán para Damara Gómez Morales, “hija” de su esposo Javier Gómez Gutiérrez “El Potro” - aquel que fue asesinado por fantasmas en el rancho “Los Javieres”-, y actual secretaria general de la Red de Jóvenes x México (PRI) en Veracruz.

Pero al ganar la coalición PAN-PRD la gubernatura con Miguel Ángel Yunes Linares, Juana Isabel decidió “rectificar” y ahora apoya con todo a Yunes Linares para que su marido Sergio Urquidi Urdiana sea considerado candidato por esta coalición a la presidencia municipal de Nanchital de Lázaro Cárdenas, Veracruz.

Más aún, envalentonada por el triunfo de Miguel Ángel Yunes, en plena sesión de Cabildo y a finales de noviembre del año pasado, Morales Aguirre encabezó a los regidores: Karla Verónica González Ruiz, regidor 8º (PAN); Dulce Mariel Ruiz Sánchez, regidor 9º (PT); Luis Prudencio Almanza Estrada, regidor 10º (PRI) y Javier Orus Tiburcio León, regidor 12º (PAN), y olvidándose de toda honradez que predicaba salió a flote su verdadera naturaleza al exigir que el Ayuntamiento le entregara a cada uno 150 mil pesos de aguinaldo y 300 mil pesos de bono anual, por los “servicios prestados” a la comunidad; como se confirma en el siguiente video que circula en redes sociales a nivel nacional.

https://youtu.be/XO9edHlg51U

Como los 9 ediles restantes no estuvieron de acuerdo con las pretensiones de Juana Isabel Morales y sus representados, estos últimos denunciaron ante el Congreso del Estado, Orfis y Yunes Linares que se investiguen supuestos desvíos de recursos de parte de la tesorería de Minatitlán. En respuesta a este amague político, Saúl Wade León decidió renunciar a la secretaría de finanzas el primero de diciembre del año pasado, argumentando motivos personales, profesionales y políticos.

Morales Aguirre y sus seguidores exigieron los 450 mil pesos, sin considerar que el gobierno del Estado le debe casi 70 millones de pesos de partidas federales al Ayuntamiento de Minatitlán, que depositó el gobierno federal y malversó el exgobernador prófugo Javier Duarte de Ochoa.

Ahora, Juana Isabel Morales se olvidó por completo de la denuncia contra Guadalupe Porras y Leopoldo Torres, y junto con sus seguidores solo se dedican a declarar mediáticamente que “lucharán” para acabar con la corrupción que, según ellos, existe en la administración municipal que antes defendían y calificaban de transparente.

Lástima de comuna, porque después que Morales Aguirre no perdía ninguna oportunidad para estar presente en las inauguraciones de obras municipales y despotricar contra el exsíndico priísta Nicolás Ruiz -tío de la regidora Dulce Mariel Ruiz-, ahora lo busca para apoyarlo como candidato por la coalición PAN-PRD a la presidencia municipal de Minatitlán.

¿Qué se puede esperar de los 4 regidores que ahora apoyan el verdadero rostro y naturaleza de Juana Isabel Morales? Karla Verónica González le sigue apostando a los beneficios políticos que obtiene de su relación sentimental, más que a su preferencia partidista y labor edilicia; Dulce Mariel Ruiz, después de haber demostrado capacidad y excelente trabajo como edil, ahora se deja arrastrar por alguien que domina el arte de ocultar sus verdaderas intenciones, bajo la evidente falsa honestidad y falta de vocación de servicio.

Luis Prudencio Almanza, presidente del Frente Democrático Independiente, A. C., ahora apoya a su papá José Luis Almanza Kats, exalcalde y exdiputado local por el PRI, para que sea candidato independiente a la presidencia municipal de Minatitlán, después que durante muchos años ambos disfrutaron del poder y las ganancias que obtuvieron de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz (UPAV), bajo el halo protector del extinto priísta, fundador y rector de esta universidad, Guillermo Zúñiga Martínez. También traicionaron la confianza y respeto que les tenía el senador priísta, José Yunes Zorrilla, apostando a que Miguel Ángel Yunes los considere en su proyecto de gobierno; desestimando Almanza Estrada que el PRI lo hizo regidor 3 veces, en los últimos 17 años.

Javier Orus Tiburcio le apuesta todo a su corrupto amigo, Javier Soberano Torres “El Chatarrero”, excandidato por el PT a la diputación federal en el 14 distrito electoral y excandidato por la coalición PAN-PRD a la diputación local en el 28 distrito electoral, esperando que este sea llamado a formar parte del gobierno de Yunes Linares. Mientras tanto, Javier Soberano sigue intentando legalizar a su favor algunas de las propiedades que supuestamente dejó intestadas Natalio Galicia Fernández, empresario y exsíndico priísta que apareció asesinado el 21 de diciembre de 2008.

Pudo más el interés personal de Juana Isabel Morales y los 4 regidores que la siguen, porque amagaron al Ayuntamiento de Minatitlán para que utilizara a conveniencia recursos etiquetados, olvidando que durante más de dos años y medio defendieron y presumieron la transparencia de la actual administración municipal. Actúan igual que los 13 ediles mercenarios que al final del trienio le tomaron el palacio municipal a Guadalupe Porras; estos nunca denunciaron penalmente a la “Lu-pilla” por malversar los recursos del inexistente puente Capoacán y demás ilícitos, solo querían parte del botín. Por cierto, entre ellos figuraba el regidor Luis Prudencio Almanza.

Ahora, sorprende que Juana Isabel Morales, Karla Verónica González, Luis Prudencio Almanza y Javier Orus Tiburcio, denuncian que el pago destinado a los medios de comunicación es un dispendio que mejor debería utilizarse en obra pública, sin reflexionar que algunos medios locales y estatales hemos atendido y publicado las denuncias públicas de Morales Aguirre, así como actividades edilicias de estos regidores.

c. e.: elesquijote47@hotmail.com
andres.cabrera@plumasdelgolfo.com
www.facebook.com/esquijote
(@Andrs52_quijote) | Twitter
cel.: 922 102 8951
 
PasillosDelPoder.com
Diseño y programación Firewall Soluciones